La Universidad adjudicó 91 Becas, con una línea orientada a estudiantes cuyas familias que hayan visto afectado sus ingresos por causa del “aislamiento social, preventivo, y obligatorio”.

En una sesión que se realizó en modalidad virtual el pasado viernes 24 de abril, el Consejo Superior aprobó la nómina de 91 estudiantes beneficiarios de las Becas PUBU (Programa Único de Becas UNSAdA) para el primer cuatrimestre. El Programa tiene cuatro líneas de beneficios para los estudiantes: de movilidad, de material de estudio, de estímulo y de situaciones particulares. Esta última línea tiene como objetivo atender situaciones extraordinarias que puedan afectar a los estudiantes y permite adjudicar un beneficio orientado a atender a esas necesidades en particular.

En esta oportunidad, los miembros del Consejo Superior, teniendo en cuenta cómo afecta la situación generada por la pandemia de COVID-19 a los estudiantes de la UNSAdA, resolvió aplicar la línea de “situaciones particulares” con el objetivo de generar un beneficio económico a los estudiantes cuyas familias hayan visto afectados sus ingresos por no poder trabajar como consecuencia de la medida de “aislamiento social, preventivo y obligatorio”.

Por otro lado, en el caso de las líneas de becas de movilidad y de material de estudio, el Consejo resolvió aprobar el orden de mérito de los estudiantes postulados y dejar en estado pendiente la adjudicación hasta el inicio del segundo cuatrimestre. El fundamento de tal resolución resulta del contexto extraordinario de dictado de clases en modalidad virtual y, por el cual, por un lado, el material de estudio se encuentra accesible a los estudiantes en los entornos virtuales y, por otro lado, por la medida de aislamiento social, estos no tienen necesidad de movilizarse a las sedes para cursar las materias.

Por último, desde el área de Bienestar Universitario, se informó a los Consejeros, que hasta el momento se postularon 244 estudiantes a las Becas PROGRESAR, programa dependiente del Ministerio de Educación de la Nación, las cuales están siendo evaluadas.

En relación a las becas universitarias, el consejero superior Nicolás Roldán, representante del claustro estudiantil, expresó: “Quiero destacar que cuando aprobamos el Programa de Becas PUBU, lo hicimos porque veíamos que las situaciones de cada estudiante en una universidad como la UNSAdA respondían a realidades sumamente heterogéneas. En este sentido, buscamos implementar un programa de becas que pudiera dar respuestas a las situaciones particulares de cada estudiante. Este año, a raíz de la pandemia de coronavirus, fue necesario generar una estrategia extraordinaria que nos permita llegar a aquellos estudiantes a los que la cuarentena los había afectado en mayor medida y el programa de becas PUBU nos permitió implementar una línea orientada a esos estudiantes”.

UNSAdA/Comunicación