El Programa Único de Becas UNSAdA (P.U.B.U), que la Universidad financia con fondos propios, amplió su alcance este año.

El Consejo Superior de la UNSAdA aprobó, en su última sesión, la nómina de becados para el Programa Único de Becas (P.U.B.U), que la Universidad otorga desde el año pasado. En esta oportunidad se becará a 82 estudiantes, la mayoría de ellos de entre 17 y 25 años, y, además, primer universitario de la familia.

Para las diferentes líneas de becas, se postularon 162 alumnos de 18 localidades de la región. El 69% de ellos cursa en las sedes de San Antonio de Areco y Baradero, mientras que el resto lo hace en las extensiones áulicas de Capitán Sarmiento, Bragado, San Andrés de Giles y Exaltación de la Cruz. En términos globales, casi la mitad de los estudiantes que solicitaron la beca, no reside en la localidad donde cursa, por tanto debe trasladarse a las sedes varias veces a la semana. Esto muestra la amplia llegada que ha logrado la Universidad este año y de ahí el impacto de las becas para transporte y movilidad.

En total se otorgarán 134 becas: 77 para material de estudio, 41 de movilidad y 16 de estímulo universitario. Esto significa que algunos alumnos recibirán más de una línea de beca.

El rector de la UNSAdA, Jerónimo Ainchil, destacó el esfuerzo que significa para la Universidad establecer esta ayuda, pero que sin embargo “todos los alumnos que cumplimentaron la totalidad de los pasos para acceder a las becas, resultaron beneficiados”.

Por su parte, Ivana Coronel, Coordinadora del área de Bienestar Universitario, de la que dependen estas becas, indicó: “Hemos recibido casi el doble de solicitudes con respecto al año anterior, producto del crecimiento que ha tenido la Universidad en cuanto a su matrícula, pero también por la difusión en las visitas a colegios de la región, durante el ciclo de ingreso y el inicio de cursada. Estamos convencidos de que el P.U.B.U es un excelente Programa que se destaca por la mirada integral con la que aborda las diferentes necesidades que puede tener un estudiante, para alcanzar el objetivo de equiparar las oportunidades en el acceso a la educación universitaria”.

Acerca del PUBU

Tiene como objetivo la generación de estrategias de inclusión educativa que respondan a las prioridades regionales a través de la promoción y equiparación de oportunidades en el acceso, la permanencia y el egreso de los estudiantes de la región de influencia de la Universidad, garantizando el derecho a los estudios universitarios y la mejora en el rendimiento académico. Las líneas de otorgamiento son:

1) Material bibliográfico, que consiste en brindar un beneficio a los estudiantes para costear los apuntes y/o bibliografía que necesiten para las diferentes cursadas.

2) Movilidad estudiantil, que consiste en brindar un beneficio a los estudiantes para costear la movilidad interna y/o externa en relación a los espacios donde se desarrollan actividades académicas.

3) Estímulo universitario, que consiste en brindar un beneficio para aquellos estudiantes que no cuentan con recursos económicos para afrontar los gastos de la educación universitaria.

4) Necesidades particulares ante situaciones imprevistas, que consiste en brindar un beneficio a estudiantes que presenten dificultades transitorias durante el cursado de la carrera.

Cada uno de los beneficios no son mutuamente excluyentes, y la meta es avanzar en la atención de los estudiantes de acuerdo a las necesidades y la situación particular de cada uno de ellos.

UNSAdA/Comunicación